Una noche oscura una hermosa hija está durmiendo y en eso se aparece su padre, que al ver ese lindo culito de su hija comienza a tocarlo. El padre toca las tetas y el culo de su hija en donde ella se despierta y al ver a su padre no le dijo nada y dejo que la siga tocando. El padre le saca la braga y comienza a chupar ese coño caliente de su hija hasta dejarlo húmedo. La hija le chupa la polla para después sentirlo en su coño. Esa madrugada padre e hija tuvieron sexo en la oscuridad de la noche.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*