Padre tiene cierto afecto por su hija pero no se atreve a demostrar su amor, pero una noche él llama a su esposa en donde escucho que esta follando con otro hombre, pues eso le dolió mucho y ahora está decidido en comerse el coño de su hija. El padre fue a la habitación de su hija y comenzó a tocarle el culo y poco a poco su lengua esta lamiendo esa conchita mojada de su hija. La hija metió toda esa verga dura en su boca y el padre la follo con mucho deseo y recordando lo zorra que es su esposa.

Category:

Padre e Hija

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*