Os contare que paso aquella noche que mi esposa me dejo a solas con su madre, pues esta guarra puta latina me chupo la pinga como nunca nadie lo había hecho, pues mi suegra sí que sabe chupar la verga y espero que algún día su hija aprenda de ella, pues esa noche me chupo el culo, las bolas y se trago toda mi leche como si fuera miel y cada vez que mi esposa me deja a sola con su madre ella me saca toda la leche. Espero que estos días una a mi suegra con mi esposa para que aprenda cómo se chupa la pinga.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*