Padre puto tiene como esclava sexual a su hija una guarrilla de 18 añitos en donde él le gusta meterle dedo al coño de su hija para mojarla y así poder meterle esa gran polla dura en el coño de su hijas en donde ella su mente está en otro lugar y solo esperando que su padre acabe con ella y saque toda la leche que lleva dentro. Pues la hija no hizo ni un solo gemido solo soporto la pinga de su padre en su concha.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*