Jovencita muy hermosa llego a casa de sus tíos para vivir, ya que ella viene de un pueblo lejano de la ciudad, pero como ella esta acostumbrada a la limpieza del hogar siempre ayuda a su tía a limpiar la casa. Esa mañana cuando esta limpiando entro a la habitación de su tío que lo pillo corriéndose la paja y al ver esa polla le dio muchos ganas de sentirlo en su boca ya que hace mucho tiempo no folla. El tío al verla la invito y ella se dirigió a chupar esa pinga dura de su tío. El tío francés le metió la pinga a su zorra sobrina y ahora ya no necesita correrse la paja a solas ahora esta su sobrina que hace ese trabajo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*