La sobrina asiática llego a casa de su tío para vivir y así poder estudiar en la universidad, pero este tío vive solo y hace de padre y madre provisional para esta guarrilla. Pero la sobrina es toda una guarrilla que cada fin de semana sale de fiesta y esta ocasión el tío la espero en la cocina. Ella llega oliendo a licor y con aroma de haber follado, el tío le recrimino y le dijo que había follado pero ella se negada y que desea irse a dormir porque está cansada. El tío la tomo por la fuerza y le metió la polla hasta el fondo de su culo y ella gemía de pacer y dolor por semejante polla entrando en su culo. Así toda cansada la sobrina sintió la pinga de su tío.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*