Padre gordo y calvo es todo un enfermo sexual, pues él le gusta grabar sus escenas de sexo con su hermosa  y tetona hija rubia, que ahora esta vestida de sexy colegiala. Ella le gusta complacer los deseos más bajos de su padre, pues esa polla tiene problemas en pararse pero con su hija se le pone dura, aunque no hace mucho daño esa verga la hija queda satisfecha al saber que su padre saco toda su lefa de las bolas. Qué rica hija y esas tetas y ese culo están para follarla todo el día.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*