Mi abuelo es una persona que amo desde que yo era pequeña, pues ahora con la llegada de la navidad deseo mi  regalo por esa razón me escape de casa para ir donde mi abuelo. Aquel día el destino puso a mi abuelo delante de mí así que lo seguí y le di un gran susto, pues mi abuelo se sorprendió al verme y me invito a su casa, aquella casa gigantesca. Estando ahí y sabiendo que estamos solos era la hora de seducir a mi abuelo desnudándome delante de él. Mi coño pequeño se mojada rápidamente y mi abuelo al verme desnuda me pidió que me sentara en su rodilla como antes lo hacía. Aquel día mi abuelo vacio su leche dentro de mi coño y sentía como quemada toda esa leche.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*