Vivir en el campo con ese aire puro hace que las guarrillas se pongan muy cachonda, pues esta linda rubia esta en el campo con su abuelo que esta prostrado en su silla, pero ni tanto. La simpática nieta esta con mucho calor que se despoja de su ropa quedándose desnuda ante la mirada del abuelo al ver el tierno y firme culito de su nieta. La zorra nieta se acerca y le baja la bragueta dándose con la sorpresa de esa polla bien dura y le hace tremenda mamada, el abuelo tiene la suficiente fuerza para follar ese culito haciendo un anal donde la nieta gozo, se mojo y se corrió toda.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*