Un chavalillo llega a casa de su tía la hermana de su madre, pues aquella mujer madura es todo un manjar para cualquier yogurin, pues el sobrino de esta hermosa mujer llega a su casa temprano trayendo el pan , pues el espera sentado en la cocina esperando algo más que solo tomar desayuno algo que la guarra tía lo sabia muy bien porque una vez lo pillo corriéndose la paja con una foto de ella, así que ella aprovechando que están solo lo invita a su habitación donde el yogurin sube temeroso y cuando están ahí la madura puta tía los desnuda para comenzar a mamarle esa pollita dura y tierna de su puto sobrino. Aquella mañana este chaval se convirtió en todo un macho al follar y comer ese coño caliente de su tía puta preferida.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*