Cuando la nieta desea pinga nadie lo para. El abuelo está subiendo las escaleras con su ropa para lavar, pero se encuentra con su nieta que lo detiene y ella con solo mirar a su abuelo, el sabe que su nieta desea pinga. La nieta se arrodilla y comienza a chupar la pinga a su abuelo para después el gozas y disfrutar de ese coño peladito donde se lo trago todito. Una follada muy buena en las escaleras del abuelo y nieta.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*