Ellas mi hermanastra, la hija de la esposa de mi padre. Con ella casi tenemos la misma edad y ahora estudiamos en la misma universidad, pero nuestra relación cambio cuando una vez la pille bañándose y ella no dijo nada y siguió bañándose, aquella noche no pude dormir y ella tampoco aso que en la madrugada ella vino a mi habitación y follamos como locos. Desde esa fecha ella es mi zorrilla hermana que le encanta que le meta toda mi polla dura y gime de placer y se moja todita. Lindo coño rosado de mi hermana guarra.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*