Os contare una historia bien guarra. Una madre que es profesora es una mujer que vive la vida casi normal, pero cuando ella toma licor se convierte en toda una zorra, aquel día ella está muy cachonda y toma un poco de licor por el cual su coño se calentó rápidamente, ante eso ella se metió un buen plátano en el coño pero no era suficiente, así que recurrió a su hijo menor que estaba en la sala estudiando, pues ella tenía en mente follar a su hijo en el cual lo logro donde se monto encina de su hijo y a la misma vez tomando mas licor para hacer mas locuras de madre cachonda, hasta que le saco toda la leche y se lo trago como si fuera el mejor néctar.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*