La limpieza de la casa se encarga la dulce nieta en donde el abuelo a su edad le encanta hacerse pajas viendo porno, pues aquel día la nieta pillo a su abuelo viendo porno y vio como la chica se tragaba toda la leche en donde ella puso cara de asombro pero con ganas de experimentar ese placer, el abuelo le ofreció ayudarle dándole su polla pues la nieta puta no desaprovecho la oportunidad y comenzó a darle una mamada como hace tiempo no le hacían al abuelo. Como de costumbre el abuelo le comió el coño a su nieta y la follo en cuatro patas.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*