Padre pervertido se aprovecha de su hija invalida, pues ella no puede bañarse sola y por eso este padre le ayuda a enjabonarse pero su intención es otro y es comerle el coño oliendo a jabón. La guarrilla hija también desea lo mismo y es por eso que se deja lamer el coño y follar por su padre que pone una cara de sádico cuando está muy excitado. Padre puto saca toda la leche dentro de su culito apretado de su hija en la ducha.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*