Mi tío me dio hospitalidad en su casa, pues yo vengo de provincia y el siempre me ha dicho que soy su sobrina favorita, así que esta ocasión el me dará hospedaje en su casa pero ahora yo de grande deseo agradecerle por todas esas atenciones. Así que él no se esperaba eso, y cuando mis manos recorrieron su polla dura él se dejo porque hace tiempo nadie le agarra la pinga como yo le hice. Esa tarde mi tío se cobro con mi cuerpo la primera renta y me trague toda esa leche caliente que hace tiempo deseaba salir.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*