Padre está en casa y se aprovecha de su hija que vino de una gran fiesta y está bien dormida. El padre entra cautelosamente y desnuda a su hija y se pone a tocar ese culito suave y redondo en donde él se pone encima y de un solo empujo mete su polla en el coño de su hija, pues ella solo se dejo meter la pinga de su padre porque le comenzó a gustar. El padre se tiro tremendo polvo con su inconsciente hija.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*