Padre se levanto temprano y pidió el desayuno a su hija, una bella rusa de 18 añitos, pues ella está cortando el pan pero el padre tenía algo mas macabro en mente aprovechando que su esposa está durmiendo plácidamente después de reventarle el culo, pero este padre está con más ganas de follar y agarra a su inocente hija para desnudarla y lamerle el coño y el ano, causando que la hija gima de placer y se moje toda. Esa mañana la hija le preparo de desayuno una buena follada donde término teniendo sexo en la mesa de la cocina.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*