Padre llega del trabajo y con muchas ganas de follar, es por eso que se dirige a la habitación de su hija que está leyendo, pues solo vasto una mirada sin darse unas palabras para saber qué es lo que desean, pues la hija le bajo la bragueta a  su padre y comenzó a chuparla la verga hasta dejarlo bien duro, el padre saboreo ese coñito y  la puso en cuatro patitas como perrita y bombeo ese coño hasta sacar toda esa leche en el vientre de su hija.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*