Padre esta que lleva al diablo por las ganas de follar con su hija, pues el padre prepara un pretexto para entrar a la habitación de su hija llevándole el desayuno donde la vio con esa braga y ese perfecto culo. La hija zorra también tiene ese deseo, en donde le pide a su padre que saque su polla ye l obediente lo saca y la hija agarra el vaso con agua y sumerge la polla en el vaso y se toma el agua con sabor a la pinga de su padre. Esa mañana el padre le metió la pinga por el culo a su hija que gimió de placer y termino con la boca lleno de leche caliente.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*