Domingo por la mañana solo estaban en casa una bella rubia de 18 añitos junto con su papa, pero este tipo tiene mucho morbo por su hija hace mucho tiempo, aquel momento cuando su hija estaba a en el baño orinando el padre comenzó a espiarla y llenarse de mucho morbo. Pero cuando la hija la vio el padre rápidamente agarro con fuerza a su hija forzándola que le mame la polla, pues la hija toda temerosa y a la vez con morbo dejo que su padre la follara en cuatro patas y le llene la boca de toda su leche.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*