El padre es todo un enfermo que le gusta mirar a su hija con sus amigas jugando, pues el padre le gusta oler las bragas de su hija y de sus amigas que dejan en la habitación de su hija. Pero el nunca pensó ser pillado por su hija y sus compañeras de colegio, en donde ellas le darán un tremendo castigo amarrándolo en la silla y tapándole la boca par que no grite, y ellas son bien guarrillas, pues se pusieron con sus cuerpos metiéndose cada cosa pro el culo, y el padre muriéndose de seso de probar esos ricos culos. Buen porno de padre con colegialas!.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment