Un padre sabe que la única forma de follar a su hija es emborrachándola, por eso compro mucho licor donde la guarrilla hija comenzó a tomar a pico de botella mientras el padre se aprovecha para comenzar a tocarle las tetas y ese coño mojado, pues la guarrilla está muy cachonda de placer que deja que su padre le meta dedo a su coño, pues ya bien borracha ella  comienza a mamar la polla de su padre y terminar con las piernas abiertas mientras su padre la bombea y deja toda su leche dentro del coño de su hija borracha.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*