Padre desgraciado toma la virginidad de su propia hija. Ella es una inocente guarrilla de 18 añitos y el un hombre maduro con mucha experiencia en el sexo. Hoy será la primera desflorada de su hija donde ella acepto ser follada por su padre. En donde el comienza a masturbar a su hija metiéndole dedo para después hacer que ella le chupe la polla. Esa noche la hija sintió la verga dura de su padre en su coño y esta historia de incesto de padre e hija está en tres partes no te pierdas ninguna.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*