Ella tiene esta pequeña historia de la cenicienta que tiene como madrastra una puta que le hace trabajar de sirvienta en casa, pues esta linda jovencita de apenas 18 añitos hace los que aceres de la casa, pero esta historia terminara algo distinto porque su padrastro un tipo viejo y calvo se aprovecha de esta situación y al verla toda inocente se aprovecha de su hijastra chupándole el coño, aquel coño dulce que la guarrilla tiene por su edad, este viejo sabiendo que su esposa no está folla sin compasión ese pequeño chocho de su hijastra en cuatro patas donde ella termina sacándole toda la lefa con la boca y el padrastro le acaricia la cabeza por haberse comportado como toda una niña buena.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*