Hombre calvo es padre y madre para su pequeña hija, pues el limpia la casa y cocina todos los días. Esa mañana el padre entra a la habitación de su linda hija para limpiar, pero de casualidad encuentra un calzón sucio de su hija y el padre lo huele y se fantasea. La hija entra y mira a su padre oliendo su braga sucia. Así comenzó todo la bella hija se acerco y le dio una buena mamada de polla haciendo la pose 69, el padre calvo se comió ese jugoso coño tierno de su hija hasta terminar sacando toda la leche caliente directo a la boca de su zorrilla hija.

Opcion para Mobil

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*