Mi tía desde que llego a casa no es lo mismo, pues una noche cuando llegue a casa pille a mi tía haciéndose un paja mirando porno, pues al verla tan mojada y con esas tetazas enormes, decidí ayudarla tocando con mis manos ese coño caliente, pues ella lo deseaba. Ahí mismo ella se arrodillo para darme una de las mejores mamadas de polla, para después ir  a la habitación y follarla en cuatro patas. Que tal culazo de mi tía y espero que nunca se vaya de casa porque si que sabe moverse y follar como toda una diosa.

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*