Este paso que hice con mi madre fue algo difícil de hacerlo, pero que no me arrepiento. Esta bella mujer hermosa, rubia y de gran culo que me dio la vida, es mi bella madre, ahora estamos en la cama donde mi madre le encanta hacerme pajillas porque dice que tengo la misma polla gorda de mi padre. Hoy cometeremos incesto donde mi madre le gusta sentarse en mi polla y ver ese gran culazo sentándose mi verga es genial. Os invito a que vea como mi madre cabalga y me corre la polla en su boca para lamer cada gota de lefa caliente.

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*