Figlia italiana pide permiso a su padre para irse a una discoteca, pues el padre sabe lo que pasa siempre cuando una linda chica va a sola a esos lugares. El papa lo convence para que se quede con el toda la noche y no vaya la discoteca. La hija ante tanta presión de su padre que se quedara accede pero porque le vio la polla de su padre ponerse muy dura, el papa saca esa polla para que su hija le dé una probadita, donde el padre folla a su hija en su propia cama, y ahora esta guarrilla hija prefiere ahora quedarse con papa en vez de ir a discoteca.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*