Ellas son primas hermanas pero al comenzar a crecer sus cuerpos desean conocer esos extraños placeres de la carne, pues ellas pensaron que su abuelo estaba dormido y fue en eso que comenzaron a darse besos apasionados y caricias profunda donde ellas quedaron completamente desnudas comiéndose sus coños, pero en eso entra el abuelo y pilla a su zorras nietas follando entre ellas, donde vio esos tiernos y suaves culos de sus nietas donde el abuelo les grito pero se dio cuenta que esa manera no es la solución porque sus nietas están muy cachondas y deseosas de polla. Veamos como el abuelo folla esos dos tiernos coños con la condición  que no les dirá nada a sus padres.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*