Mi abuelo fue un gran soldado y estuvo en muchas guerras, pero eso marco su vida porque ahora vive en un mundo cerrado de locura. Yo su nieta me encanta jugar con mi abuelo a la guerrita donde él se viste de general y yo soy su fiel soldado. Pero aquel día mi abuelo no quiso prestarme su uniforme y a cambio de eso pidió que le diera una buena mamada de polla, pero como yo soy un simple soldado y obedezco órdenes le di la mejor mamada que pudiera tener mi abuelo. Mi abuelo me demostró que todavía muchas energías porque me follo muy bien y saco toda su lefa en mi boca.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*