Mí querido abuelo es todo un profesional y sus días libres me da algunas clases en su casa. Yo desde que lo vi vivo algo enamorada de mi abuelo, pues esa gran inteligencia que tiene me da mucho morbo. Hoy estoy decidida en recompensarle por todo lo que hace por mi y es entregarle mi dulce coño, pues yo se que él me mira con cierto morbo entre mis piernas y hoy le dará algo especial. Aparte de una gran mamada de polla, porque lo tiene todavía muy dura le hare que me folle el culo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*