Nunca pense enamorarme de mi prima una hermosa guarrilla de 18 añitos, pues ella le gusta sentir la verga en su coñito, es por eso que la visito cad vez que puedo en donde mi tia me tiene confianza y me deja a solas con su hija. Esa tarde mi tia se fue y al momento mi prima deseaba mi verga en su coño aso que la voltee y le meti toda la pinga en su concha estrecha, mientras ella gemia mi tia llego de improviso y nos pillo folllando en la sala. A pesar de la golpiza que recibi valio la pena penetrar ese coñito rosado y estrecho.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*