El padre dice estar enfermo y está en cama todo el día, pues él tiene la suerte de tener una hija muy linda que lo cuida. Ella es una rubia despampanante con unas piernas increíbles. Ella le trae el almuerzo a su querido padre que esta echado en su cama haciéndose el enfermo, pero cuando la hija lo destapo se dio con la sorpresa que su padre tenía la polla afuera. Eso le dio curiosidad y se acerco pero le dio muchas ganas de hacerle una buena paja y su padre le dio permiso, pues ella no solo le dio una paja, también le dio una buena mamada de polla dejando duro. El padre se fortaleció y follo así mismo en su cama a su hija puta que gimió de placer al sentir como su padre sacaba toda su leche encima de ella.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*