La hija cumplió 18 añitos y ya tiene edad para tomar licor, pues su padre le da una botella de licor para brindar, como la hija no es de tomar licor se emborracho y el padre al verla tan tierno y con sus osos peluches decidió que ahora su hija tiene que probar una verga dura. La hija solo se quedo mirando lo que hacía su padre metiéndole lengua en su coño para después ella poner en perrito y meterse esa verga en su boca. La hija termino desflorada y el padre no contento de meter su polla, le metió también la botella. Ese coñito quedo bien abierto.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*