Bella señorita de 18 añitos es costurera y tiene un abuelo muy querendón, pues esa mañana muy temprano la nieta se puso a cocer y su abuelo llego a ella para que le arregle su pantalón, pues el abuelo al quitarse el pantalón la nieta vio tremendo bulto en su abuelo, pues lo tenía grande y la nieta esta sola y con ganas de sentirse mujer y tener una buena polla gorda entre sus piernas. La nieta cumplió ese deseo y chupo y chupo esa polla hasta le saco brillo con su boca para después ese chochito tierno recibirlo con alegría esa pinga dura del abuelo.


2da Opcion

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*