A cierta edad todo joven tiene esos deseos de correrse la paja todas las mañanas porque la verga siempre se pone dura, pues esa mañana este chaval esta corriéndose una buena paja en eso su madre abre la puerta de su habitación viendo como su hijo se está jalándose la verga, al ver esa vergota que tiene su hijo la madre se mojo en un instante y el hijo al darse cuenta que su madre la está viendo se tapo la polla con la almohada pero la madre ya tenía una cosa en mente y es meterse esa verga en su boca hasta chocar la garganta. Que tal follada de madre, poniéndose en muchas poses y el hijo montando ese enorme culazo hasta sacarse toda la leche encima de su mamá.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*