Una tarde la abuela llego de sorpresa a casa y pilla a su nieta dándose una buena paja en la sala, pues la abuela hace tiempo que no tenía una buena verga dentro de su boca que se le hacía agua por probar esa polla dura de su nieto. Entonces la abuela se acerco y le ayudo a su nieto a sacarle la leche algo que el nieto acepto porque está muy cachondo, pues la abuela le dio tremenda mamada de polla dejando bien dura esa pinga para después ser follada en cuatro patas y el nieto dejando toda la leche dentro del coño de su abuela.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*