Una noche de juego terminara en algo muy incestuoso, el padre está jugando con su hija en su habitación un sábado por la noche. Entre juego y risas la hija se abalanzo sobre su padre y le dio un tierno beso en la boca, el padre lo recibió y en un instante los dos están desnudos en la cama, donde la hija le hace un rico sexo oral y el padre se come ese coñito suave y rosado. Padre e hija tuvieron sexo como jugando.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*