No todas las madres son como ella, pero varias desearían serlo. Ella tiene un hijo que siempre le mira el culo hasta que un día el hijo no se aguanto ver a su madre menear el culo cada vez que pasa cerca de él y le dio un golpe suave en las nalgas. La madre se acerco y puso levemente sus manos en sus piernas y saco esa verga dura el hijo que le dio una buena mamada de polla. El hijo tanto deseaba ese culo que comenzó a meterle dedo al ano de su madre haciendo que gimiera como perrilla y pidiendo sexo anal

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*