Una bella madre muy joven desea contar un pequeño secreto a su amiga y es que cada noche le gusta visitar a su hijo, un chaval que tiene la polla bien grande. Aquella noche cuando todo era silencio la madre entra junto con su amiga y ven a su hijo con la polla afuera en donde hace poco se había hecho una paja. La madre le dice a su amiga que le chupe y toque la polla de su hijo y la amiga dijo que NO! Entonces la madre del chaval le demostró cómo se hace sexo oral a su propio hijo, en donde el chaval se levando y vio a su madre mamándole la polla. La amiga al ver como el hijo hace gozar de placer s su madre no se resistió y también probó esa magnífica polla del chaval.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment