Madre llega de sorpresa a casa donde su hijo está sentado tomando desayuno, pues la madre zorrilla sabe que está sola y esta con muchas ganas de follar ya que su esposo está de viaje y desea sentir el placer de la carne. La madre lo sorprende ye l hijo al ver a su madre muy cachonda y oliendo a puro morbo acepta sus besos, el hijo se agacha y comienza a meter lengua a ese coño mojado de la madre que gime de placer. Ahí mismo el hijo hizo que su madre se sentara en su polla y eyaculara toda esa leche en el culo de su madre que estaba más que feliz.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*