La relación entre madre e hijo se habían distanciado hace poco, a su que la madre sentó a su hijo para hablar sobre el tema, pues la madre que su hijo está creciendo y desea salir con chicas y follar. La madre algo celosa que otra guarrilla tenga la tierna polla de su hijo entre las piernas en donde ella decide tomar el primer paso y se abalanza sobre su hijo tocando sus dos enormes tetas en la cara de su hijo. El hijo al tener esas enormes tetas redondas de su  madre recordó cuando era bebe y estaba trepado chupando esas tetas todo el día. Buena follada de madre con su hijo inexperto.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*