Hijo se sorprenderá cuando en pleno sueño huele un olor a culo, pues es su madre que se levanto bien excitada y con ganas que le revienten el culo, pues ella sabe que su hijo tiene una enorme polla que le dará mucho placer, es por eso que aprovechándose que su hijo duerme la madre le rozara sus tetas y como no se despierta pone su gran culo en la cara de su hijo, en donde la madre le ruega e implora que le rompa el culo. El hijo al ver tremendo culazo blando de su madre no dudara en darle en cuatro patas en un sexo anal duro e intenso.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*