Madre pide un masaje a su hijo porque llegó muy cansada de trabajar, pues el hijo comenzó a darle fuerte masajes en la espalda pero cuando acabo ahí la volteo para ahora masajear el pecho, en donde la madre se quita el sostén y el hijo al ver esas tetazas comenzó a sobar con más fuerza habiendo que se le pinga dura la polla. Al madre hizo eso apropósito para excitarlo y cuando ya tenía duro la polla, la madre le bajo la bragueta y comenzó a chupar la verga de su hijo en donde el chaval follo a su madre de costado, encima y termino en cuatro patas donde eyaculo su semen en la concha peluda de su madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment