Una noche me despertó mi madre pues ella estaba ahí parada mirándome pues ella estaba borracha porque recién había llegado de una fiesta pero vino bien cachonda porque miraba mi polla con deseo, pues ella solo atine a desnudarse y dejar ver sus dos enormes y jugosas tetazas gordas. Con solo mirar esas tetas el chaval se le puso duro y dejo que su madre le mamara la polla gorda, que tal mamada algo que nunca le había hecho, tiene una forma de mamar la polla que lo dio duro, pues se olvido que era su madre y la folla con crueldad dándole duro hasta el fondo de su coño. Madre borracha le saco toda la lefa a su hijo y como chupa la verga.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*