Hija no puede dormir y esta con unas ganas de follar con su madre, ya que desde hace días tiene sueños húmedos con ella. Esa noche el deseo de follar y probar el coño de su madre pudo mas, así que interrumpió a su madre en su habitación donde ella estaba sobre la cama leyendo, en eso siente que le tocan el coño y una lengua recorriendo su culo y al voltear vio que era su hija, y dejo que siguiera porque estaba muy rico. La hija le comió el coño pero la madre le enseño como se come un coño.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*