Un novio cabron le pide permiso a la madre de su novia que le acepte como su yerno ya que el hace muy feliz a su zorra puta hija y para demostrarle lo bien que le hace gozar a su hija la follara delante de ella para que vea lo bien que folla y lo feliz que esta su hija al tener una pollaza. Pues la madre mira fijamente como su hija chupa la polla mientras se le hace agua la boca de también probar esa pollaza gorda. Suegra es toda una puta que da el consentimiento de follar su hija.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*