Hijo le gusta espiar a su madre cuando se baña, pues mirar el buen cuerpo que tiene su madre le hace fantasear, una noche cuando la madre está en la cocina el hijo espía el culo de su madre pero no se aguanta la tentación y se abalanza sobre su madre que poco hizo para detener el deseo sexual de su hijo. El hijo comenzó a chupar el coño de su madre  que gemía de placer al sentir esa lengua lamiendo su clítoris, ahí mismo en cuatro patas sobre el piso el hijo metió toda su verga en el culo de su madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*