Madre está en su cuarto leyendo un libro y es interrumpida por su hijo en donde este chaval se acuesta al costado de su madre para que sienta su polla dura, la madre al sentirlo dejo de leer y le bajo la bragueta para chuparle la pinga a su hijo que estira esa polla delgada con su boca, el hijo tenía en mente algo especial y es hacerle sexo anal. La madre como está muy cachonda se dejó follar por el culo y sintió como esa polla le removía las entrañas. Para terminar sacando la lefa caliente con la boca con olor a su culo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*